jueves, 16 de marzo de 2017

Adiós a El Tiempo Ganado


El Tiempo Ganado (Mayo de 2007- Marzo de 2017)

"Esto del tiempo es complicado, me agarra por todos lados."

Julio Cortázar, El perseguidor

Mis queridos lectores y lectoras, El Tiempo Ganado cierra sus puertas para siempre. Casi diez años de existencia, diez años de cine, literatura, música, pintura, reflexiones, anécdotas, cuentos, fragmentos de mi diario roto y sentimientos sinceros de un tipo que nunca se ha sentido demasiado bien en este mundo. El Tiempo Ganado fue para mí una confesión abierta para todos vosotros, quizá, en muchas de las veces, a modo cifrado a través de la elección de películas, libros, cuadros y temas musicales. Si no os habéis dado cuenta, la culpa es mía por no haber sabido reflejarlo mejor. El Tiempo Ganado ya no logra satisfacerme como tampoco me refugia de la realidad imperante en un mundo sin apenas cobijo para los perdedores frente a los tristes principios del mundo moderno. 


No quiero explayarme más de lo debido, mis queridos lectores y lectoras porque no me gustan las despedidas; solo añadiré que ciertas tecnologías nos hacen olvidar cómo vivíamos antes de que ellas se impusieran. Allí vuelvo en silencio y sin tiempo que perder para no tener que ganarlo, y en secreto, para uno mismo, desde dentro, como siempre. Lo eterno.

Un fuerte abrazo de todo corazón. Hasta siempre.


                       

16 comentarios:

Diana H. dijo...

Querido Melmoth:
Ahora no desconozco el por qué de esas fotos. Así que ésta es tu forma de abandonar el Titanic, justo dos meses antes de cumplir diez años. Un naufragio, pero... ¿un "renacer", acaso, también, a sólo un mes de aquella fecha? Me gusta ese juego con el tiempo: bueno, es tu especialidad. Muy ingenioso. De prisa, Melmoth, nademos velozmente para escapar del hundimiento. ¿Hacia dónde? Hacia nuevas aventuras, claro.
Ya te he dicho lo que tenía para decirte sobre El Tiempo Ganado. Pero entenderás que no podía dejar de estar entre estos, los últimos comentarios.
Yo me despido feliz por aquello que gracias a este blog he ganado.
Un gran abrazo.¡Hasta siempre!
Diana

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Un blog que cierre, un buen blog que se cierra. Es una mala noticia

Juan Herrezuelo dijo...

Hasta en esto hemos de coincidir, querido Paco, hasta el final que espero no sea definitivo como no lo han sido, por ahora, los míos. Confío que este Tiempo Ganado tan querido, tan importante para mí, pase a ser un Tiempo en Suspenso. De perdedores, como sabes, algo conozco, no como recurso literario o como leitmotiv bloguero. Y sé también que, en efecto, no hay cobijo para nosotros en un tiempo que no es el nuestro, como no lo hubo para Alonso Quijano ni para Tom Doniphon en los tiempos que tampoco eran ya los suyos, desubicados en una época que ya era pasado en el presente de todos los demás. He aprendido a conocerte y a reconocerme en ti, por eso sé que tú también has de sentirte a veces como un marciano en este mundo actual tan ajeno a tus principios, a la enorme dimensión de tu talento, a tu impagable sensibilidad. Te digo “a veces”, pero yo me siento así en todo momento. Como si lo que yo puedo ofrecer de pronto se hubiera convertido en una moneda fuera de curso, digamos los dólares confederados después de la Guerra de Secesión. He aprendido mucho aquí, en tu Tiempo, y no puedo asumir sin más que en un futuro no vaya a seguir haciéndolo, quién sabe. En el Loser hubo una vez un penacho de Cyrano que sonaba a ese Nearer My God to The que ejecutó la orquesta del Titanic mientras en el océano se sumergía el insumergible, y hubo una sentencia del tribunal onírico de Papillón, guilty of a wasted life, y una cita de Pessoa con la que siempre me he sentido plenamente identificado: soy los alrededores de una ciudad que no existe. Pero hubo también un I’m back, y a saber en qué acabará la cosa. Lo cierto es que frente a la inane brevedad de tuiters y demás familia, este medio, las bitácoras en red, sigue aún siendo el más propicio para la creación. Ojalá llegue el día, cuando sea, que vuelvas a sentir la picazón de comunicar tantas cosas como aún llevas dentro. Un abrazo muy fuerte desde la amistad y hasta cuando tú desees.

Licantropunk dijo...

Hasta siempre, amigo.

Jimmy FDZ dijo...

Una pena que ya no vaya a poder disfrutar de las grandes entradas de este blog, pero por otro alegre de todo lo que he aprendido gracias a ti, aunque haya descubierto tu blog hace no mucho tiempo. Espero haberte retribuido aunque sea un poquito todo lo que has aportado. Y alegre porque el cine, la literatura, la música y el arte en general nunca se acabarán.
Abrazos y mis más sinceros y mejores deseos para lo que venga, amigo Melmoth.

Anónimo dijo...

El Tiempo Ganado ha llegado a su fin. Me entristece profundamente que se cierre esta gran ventana que has abierto durante 10 años de la forma más generosa para regalarnos tu mirada lúcida y sensible sobre los temas que más deseaba tu sempiterna curiosidad: literatura, cine, arte, música, reflexiones, sueños, relatos, circo, viajes y aventuras, emotivas cartas... Artículos siempre diferentes y originales que despiertan entre tus lectores las ganas de saber siempre más y más.
He tenido el privilegio de presenciar durante buena parte de estos 10 años el proceso de formación de este fantástico blog. De escuchar cada día los motivos que te llevaban a hablar de uno u otro tema, leyendo previamente los manuscritos y compartiendo contigo cada nuevo post antes de ser publicado. En definitiva, he tenido el privilegio de enriquecerme a tu lado, cada día, mientras El Tiempo Ganado crecía.
Así que solo me queda darte las gracias, Paco, una y mil veces por este tiempo ganado que has regalado a tanta gente, deseando de todo corazón que esto no sea un final sino un nuevo comienzo del que yo creo formar parte.
Estoy segura de ello, porque eres un niño que no puede nunca dejar de jugar, y tu curiosidad te está llamando a otros horizontes.

Cris

39escalones dijo...

Qué suerte tengo de poder decir... "¡hasta pronto!" Y que encima sea verdad.

Fuerte abrazo, mi querido amigo.

Raúl dijo...

Sé que no te lo llegas a creer del todo, Paco (un exceso de humildad, supongo), pero encontrarte -descubrirte- fue una de las mejores cosas que hasta el momento me han pasado.

Juanjo Montoliu dijo...

Comprendo tu decisión, Paco, pero no tu sentimiento de culpa. No, tú no has hecho nada mal. Has dejado en este espacio tus mejores letras, has derrochado ilusión y tiempo. Nos has mostrado lo que sientes y cómo eres. Has sido generoso. Somos los demás los que no hemos estado a la altura.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

A veces la vida nos concede la fortuna de conocer gente tan fantástica como tú, Paco.
Un abrazo,
Carmen.

Josep dijo...

Espero que sea sólo un tránsito, acaso un vahído, un lapsus, un pronto, un tiempo de descanso, quizás una rotura para rehacer luego.
Y si no es así, por favor, ni se te ocurra borrar toda la simiente que has plantado en estos casi diez años.
Porque aunque sea a salto de mata, de una fecha a otra cualquiera, anterior o posterior, hay una cosecha a devorar tranquilamente.
El café que tenemos pendiente lo vamos a tomar algún día y al paso que vamos, la de rosquillas que se van sumando coparán todas las portadas, te lo juro.
Un fuerte abrazo.

Sujeto Vacío dijo...

Aunque no haya comentado muy a menudo he leído cada entrada desde hace unos años a esta parte y será una cosa que cada vez que me conecte a internet encontraré a faltar. Una vez dicho esto, creo que es sano reinventarse al menos una vez cada década para mantener el espíritu joven y fresco. A ver con qué nos sorprendes en un futuro, seguro que tendrá tu particular sello, mezcla de cultura, ilusión y sí,ese cinismo que tanto nos gusta. Como despedida momentánea nada mejor que un consejo de nuestro admirado Josep Pla:"Si usted está interesado en las cosas hiperbólicas, trate de ser feliz. Si es más razonable, trate de vivir, que ya es bastante difícil".

Un abrazo,
Manel.

s a n d r a dijo...

Que putada, Machuca

miquel zueras dijo...

Triste noticia, Melmoth... precisamente hoy me he encontrado -y disfrutado- con una excelente entrada tuya sobre el libro del que acabo de hacer la portada, "La isla de cemento" de J.G. Ballard. Espero que no sea un adiós definitivo pero como dicen sobre los amigos "hay que disfrutarlos pero no echarlos en falta porque están en el recuerdo".
Y hablando de amigos, recuerda que tenemos pendiente una cena transilvana. Tú pones los candelabros y yo el goulash.
Abrazos, Machuca y Melmoth!
Borgo.

Belknap dijo...

Mr. Melmoth, Machuca, triste noticia esta, pero le comprendo, la verdad, le comprendo, ojala regerse, alguna que otra vez, pero bueno, en caso de que no sea asi, lo unico que me resta por escribir en su blog es que el mismo me ha parecido soberbio y gracias por el mismo. Bueno, espero que esto sea un hasta luego, para usted y para mi. Hasta luego caballero, han sido un gusto las lecturas. Un abrazo.

JLO dijo...

Una lástima. Siempre tan didáctico, tan claro, tan... encantador, en todo el sentido de la palabra...

Una verdadera lástima 😞